NOTICIAS

< 2018-08-28 >

Las pymes de la construcción se meten en la pelea por la obra pública y piden más fondos para viviendas sociales

La baja de creación de puestos de trabajo en el sector es de 30% y se agudiza en el norte del país. Dicen que, además de ajustar, hay que generar recursos

Mientras el Gobierno nacional decidió poner en marcha un fideicomiso para garantizar la concreción de obra pública, básicamente la construcción de corredores viales, por u$s6.000 millones, desde las empresas constructoras que operan básicamente en las provincias piden que se activen los proyectos de viviendas sociales, escuelas y hospitales porque son los que verdaderamente generan empleo.

Aseguran que avanzar en una medida de este tipo generará empleo y riqueza y que no se trata sólo de tomar medidas tendientes a reducir el gasto sino, básicamente, a procurar ingresos, especialmente desde las economías regionales.

Quieren, en ese marco, que en la discusión del presupuesto 2019 se introduzcan certezas respecto de la ejecución de obras de este tipo. Lo hacen bajo el argumento de que el empleo en la construcción alcanzó su nivel más bajo de crecimiento en los últimos 16 meses, al subir sólo 2,9% en junio, según datos del Instituto de Estadística y Registro de la Construcción (IERIC).

Esto representa una contracción de 30% en el empleo del sector. A mayo estaban registrados algo más de 420.000 empleados en la actividad, contra más de 430.000 a finales de 2017, luego del desplome ocurrido en agosto de 2016 cuando apenas 340.000 obreros se encontraban empleados.

"Queremos que se haga el paquete (del presupuesto) y que se haga una evaluación concreta para el resto del año y para 2019 en materia de construcción de obras de arquitectura, es decir, las vinculadas con la vivienda social, escuelas y espacios públicos de este tipo", dijo a iProfesional, Daniel Mafud, presidente de la Confederación de Pymes Constructoras.

Desde la entidad vienen manteniendo reuniones con representantes del Poder Ejecutivo como también del Legislativo. Ya se cruzaron con los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, de Trabajo, Jorge Triaca, y de Producción, Dante Sica, como también con senadores de las provincias del norte argentino que son los que están soportando las caídas del sector más fuertes en comparación con el resto del país.

De hecho, desde enero de 2015 a mayo de 2018 la caída del empleo en las pyme constructoras muestra estas cifras:
-En Misiones y Formosa se retrajo 34%
-En Entre Ríos, 22,5%
-En La Rioja, 15%
-En Salta y la Patagonia, 12%
-En Cuyo, el 7%.
"Les hemos pedido que ralenticen las obras públicas, y que se destine una parte para las obras de infraestructura. En 2018, el presupuesto para vivienda fue de $16.000 millones, y encima se está subejecutando, mientras que para infraestructura se destinó el 80% del monto y eso está sobreejecutado", advirtió Mafud.

El dirigente plantea, justamente, que haya un cambio en la política orientada a la puesta en marcha de este tipo de obras porque, aseveró, lo que impulsa el Gobierno nacional "no es lo que está generando más empleo".

En ese sentido, indicó que las obras de infraestructura nacional, si bien son necesarias, "demandan un 10% de mano de obra, en contraste con las obras de arquitectura, como escuelas, hospitales, viviendas sociales, que tienen un componente de mano de obra de 50%. Esta inversión que se está haciendo en obras de infraestructura, al dejar de lado la arquitectura, están generando desempleo", advirtió.

El dirigente mencionó que han mantenido sucesivos encuentros con las autoridades nacionales por esta situación. Que si bien la idea del Gobierno es que la generación de vivienda se impulse a partir de créditos hipotecarios de parte los usuarios, y que las pyme constructoras desarrollen urbanizaciones con créditos bancarios.

Si bien esto es considerado positivo por la industria, la situación macroeconómica que conjuga alta inflación, con altas tasas de interés y una capacidad de crédito prácticamente agotada por parte de la gente, impiden que esto pueda avanzar.

De hecho, en sólo tres meses la venta de vivienda con crédito hipotecario UVA se precipitó un 65% y el mercado inmobiliario se encuentra prácticamente paralizado, tal como viene informando iProfesional. Si esto ocurre en esta parte de la cadena, el impacto negativo en la construcción es sólo una muestra y una consecuencia más de este escenario.

Mafud indicó que, si bien el sistema imaginado por el Gobierno es bueno, en este contexto no funciona. Y que, si bien los funcionarios muestran que entienden la situación, no ve a nadie "defendiendo obras públicas que generen empleo, que generen mercado. Ese enorme contraste nos hace pensar que el nivel de desempleo puede profundizarse", apuntó.

La retracción de 30% en el nivel de empleo se suma, además, a la que venía dándose con anterioridad, razón por la que la construcción en las provincias está operando al 50% de su capacidad productiva.

"La situación más complicada hoy la tiene el NEA, por lejos. Estuvimos en el Chaco, Corrientes, Misiones y la situación de la zona es realmente muy compleja, y si no se toman medidas urgentes se va a agudizar", amplió.

Por eso insistió en la necesidad de avanzar con soluciones habitaciones. Especialmente porque hay una cifra que no se mueve desde hace décadas. El déficit continúa en los 3 millones de viviendas. Otros números dan cuenta, una vez más, de esa falencia irresulota.

"El promedio anual que se venía ejecutando en materia de vivienda social era de 34.000 unidades por año. Ahora, exiguamente se superan las 10.000 viviendas. Es necesario tomar medidas urgentes que tiendan a alcanzar mínimamente el déficit habitacional y a generar distintos emprendimientos en las regiones", aseveró Mafud.

En ese sentido, insistió que la construcción de vivienda social y escuelas toman mano de obra calificada y no calificada y que, alrededor de ellas, trabajan los corralones, los proveedores de áridos, las ladrilleras que están pasando uno de los peores momentos de los últimos años. Desde la Confederación insistieron en que el efecto multiplicador de las obras de arquitectura debe tenerse presente a la hora de elaborar un presupuesto nacional.
Cuadernos que abren una posibilidad anhelada

A diferencia de lo que ocurre con las grandes constructoras implicada en la llamada "causa de los cuadernos" donde se investigan maniobras de corrupción cometidas en la adjudicación de obras públicas, Mafud sostuvo que esta situación podría abrirles la posibilidad de participar en futuras licitaciones, algo que antes les estuvo vedado.

El dirigente explicó que, en oportunidades anteriores, las pyme constructores nunca pudieron formar parte de esos actos "básicamente por los pliegos licitatorios".

"Se establecían condicionantes que sólo podían cubrirlos quienes venían participando en este nivel de obras. Si para ejecutar una obra se pretende que en el año anterior se hayan realizado dos obras de la misma envergadura, entonces la barrera de entrada es muy alta. El hecho de flexibilizar el pliego y que se permita participar a empresas que tienen probada trayectoria y que pueden aspirar a construir una obra más grande de la que tenía ejecutando va a generar espacios, no hay dudas", aseveró Mafud en relación a las empresas que representa.

Subrayó que una de las principales ventajas de las pyme constructoras, además de tener probada experiencia y capacidad técnica y productiva, es que no han formado parte de la famosa patria contratista.

Se mostró expectante respecto de las decisiones que puedan tomarse hacia adelante en materia de obra pública. Porque, insistió, antes no había manera de insertar cambios en los pliegos, lo que impidió que muchas empresas argentinas capacitadas pudieran tomar parte en esos negocios.

Consideró que, en este marco, debe surgir la buena praxis de los funcionarios nacionales, no sólo del Poder Ejecutivo sino también del Legislativo que aprobará el presupuesto del año próximo.

"Sin dudas que estamos en un momento oportuno. Entendemos que disminuir el ritmo de producción de obras de infraestructura hoy y redireccionar esos recursos a obras de infraestructura va a dinamizar a las economías regionales. Y este es el momento porque hay dificultades para sostener esos contratos y ponerlos en marcha", insistió.

"Si esos recursos se redireccionan a obras de arquitectura, se va a generar empleo y riquezas en las distintas regiones y se mostrarán signos de vitalidad. Porque no es solo controlar gasto, esto es como una economía doméstica. También hay que procurar ingresos, hay que trabajar fuerte en esto. Tenemos el presupuesto enfrente. Las decisiones de los funcionarios deben ser bien evaluadas", concluyó.

FUENTE: IPROFESIONAL Por Andrea Catalano

< 2018-10-04 >

La industria se desploma por cuarto mes consecutivo: crece la inquietud en gremios y empresas

LEER MÁS

< 2018-10-04 >

El Gobierno negocia con grandes bancos de inversión para financiar millonarias obras de...

LEER MÁS

< 2018-10-04 >

La construcción sigue estancada: subió sólo el 0,1%

LEER MÁS

< 2018-09-30 >

A un año de la detención de "Pata" Medina, en las obras dicen que...

LEER MÁS

< 2018-09-24 >

En La Plata, se realizó la segunda reunión de la Mesa de Diálogo Social y...

LEER MÁS

< 2018-09-20 >

Según el Indec el desempleo en La Plata subió al 9,5 %

LEER MÁS